7 fantásticos consejos para fotografiar comida

Hoy toca hablar sobre fotografía Gastronómica. Si ya has leído nuestro anterior post sobre qué debe tener la web de tu restaurante, sabrás que uno de los puntos clave es la fotografía, en especial de tu comida, aunque también puedes contar con imágenes de tu restaurante y de los que trabajáis en él. Si aún no lo has leído, ¡te lo recomiendo! Seguro que descubres alguna idea nueva para tu negocio.

Ante todo, te aconsejo que recurras a una persona que se dedique a la fotografía de comida. Así, obtendrás el mejor resultado posible y ahorrarás tiempo. No obstante, si te gusta la fotografía y quieres probar a hacerlas tú mismo, te damos siete consejos para que el resultado sea de diez.

¿Cómo fotografiar comida?

1. Prepara el lugar para la sesión

Como para todo tipo de sesión fotográfica, debes pensar cuál va a ser el hilo conductor, qué estilo quieres seguir (por ejemplo, rústico, urbano, o elegante), dónde vas a realizar las fotos y qué elementos vas a utilizar durante la sesión.

Todo ello dependerá de la identidad de tu restaurante, de su estilo y filosofía.

Un claro ejemplo de lo que se debe hacer es LA REINA Kitchen Bar. Es un restaurante elegante con toques urbanos y han decidido mostrar las fotos en su galería respetando las tonalidades del sitio web y el estilo de su identidad.

lareina restaurante identidad visual Prepara tu escenario y organiza la sesión. Decide el orden en el que fotografiar los platos y ¡adelante!

2. Opta por la luz natural

Descarta las fotos con luz artificial y corre a una ventana. La luz natural provoca un efecto mucho más atractivo sobre la comida. Colócate si es posible cerca de una ventana para que la luz incida de forma lateral sobre los elementos que quieres fotografiar. Para empezar, es un buen truco y te dará mucho juego de texturas y volúmenes.

3. Los reflectores y difusores, tus aliados

Estos dos elementos no son obligatorios, pero es cierto que te serán de gran ayuda en tus sesiones. Los reflectores, como su nombre indica, sirven para reflejar la luz sobre los elementos que deseas y así poder distribuir a tu gusto el foco de luz natural con el que cuentas. Por su parte, los difusores sirven para suavizar la luz y evitar las sombras muy marcadas.

Aunque es cierto que puedes probar a hacer tus versiones caseras, vale la pena comprarlos ya que no son muy caros y te ahorrarás el tiempo de hacer manualidades.

Nosotros, por ejemplo, tenemos un pack de reflectores y un difusor todo en uno y todo ello plegable, así que no ocupa nada de espacio. Puedes encontrarlos en cualquier tienda de fotografía o en plataformas online como Amazon.

4. Dispara rápido

Este punto es muy importante. En fotografía culinaria debes tener todo muy bien pensado y preparado antes de ponerte a la tarea. Una vez que has preparado un plato, debes fotografiarlo en el menor tiempo posible, ya que, con el tiempo, los alimentos pierden sus propiedades y ese brillo de recién hecho.

El ejemplo más claro es el siguiente: ¿es lo mismo un helado recién servido que un helado diez minutos después? Exacto, no. En el primer caso es un helado apetecible, que provoca la sensación de frescor. Sin embargo, en el segundo caso ya fotografiarías una sopa o, en el mejor de los casos, una crema.

5. Juega con las perspectivas

Prueba a disparar desde distintos puntos: de frente, en diagonal, desde arriba, más al detalle, un plano más amplio, etc. De esta forma, tendrás varias opciones para elegir, aumentarás tus habilidades con la cámara y podrás elegir qué opción te resulta más acertada. A mí personalmente me encanta el plano aéreo y en diagonal con el foco de luz, es decir, la ventana, incidiendo desde un lado.

6. Formato RAW

Para tus sesiones de fotos en general, te aconsejo que utilices, si es posible, una cámara réflex. Y si manejas el modo manual, mejor aún. Es cierto que un fotógrafo no es bueno por su cámara, sino por su creatividad, destreza y ojo fotográfico. Pero una buena cámara siempre ayuda a que el resultado sea óptimo. Utilizar la cámara en modo manual te permitirá ajustar todos los elementos necesarios para que la foto quede tal y como tú quieres.

No obstante, una vez terminada la sesión toca sentarse frente al ordenador, ver el resultado y, por lo general, darles una capa de edición. Hay muchos programas entre los que elegir, tanto gratuitos como de pago. En mi caso, utilizo Adobe Lightroom y Adobe Photoshop.

Aquí es donde entra en juego el formato RAW. Configura en tu cámara el formato en el que quieres que se guarden tus fotografías y selecciona RAW (otra opción es elegir JPEG y RAW al mismo tiempo). Este formato guarda más información al tomar la fotografía y te va a permitir editar en mayor profundidad la foto sin perder calidad.

7. Pásatelo bien

Por supuesto, disfruta de la sesión. La fotografía es como un juego en el que debes dar rienda suelta a tu creatividad y probar con todo lo que imagines. Investiga sobre edición y montaje para que parezca que tus platos vuelan o crea ambientes interesantes. En internet puedes encontrar mucha inspiración para tu sesión.

En fotografía, aunque haya unas reglas que podemos seguir para obtener buenas imágenes, también podemos romperlas e inventar nuestro propio estilo. A fin de cuentas, es la identidad de tu restaurante la que tienes que mostrar.

¡Esperamos que estos consejos sobre cómo fotografiar tu comida te sirvan para abrir el apetito de tus clientes! Si te animas a ponerlos en práctica, no dudes en mandarnos tus fotos o subirlas a las redes sociales con el hashtag #contextocreativo. ¡Nos encantará ver el resultado!

Si prefieres dejar en nuestras manos la sesión de fotos, puedes llamarnos o escribirnos cuando quieras y charlamos sobre tu proyecto.

Nos vemos en las redes. ¡Hasta el próximo post!

¿Te ha gustado este artículo? ¡Puntúalo!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Es el momento de descubrir cómo diferenciar tu restaurante del resto.

Descargar guía

Artículos que te pueden interesar:

2 comentarios en “7 fantásticos consejos para fotografiar comida

Deja un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros con nosotros:

  • Responsable: Carmen Ruiz del Río (para servirte)

  • Finalidad: contestarte al mensaje que me envíes  (así de simple).

  • Legitimación: tu consentimiento (para poder comunicarnos).

  • Destinatarios: tus datos se guardan en Raiola Networks, donde almaceno mi web y correos y que cumplen con el RGPD.

  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.